• MENSAJE

    MENSAJE

  • DÍA NARANJA SNTE SECCIÓN 5,

    DÍA NARANJA SNTE SECCIÓN 5, "ÚNETE PARA PONER FIN A LA VIOLENCIA DE LAS MUJERES Y LAS NIÑAS"

  • REUNIÓN DE INFORMACIÓN C.E.S. 26 DE SEPTIEMBRE

    REUNIÓN DE INFORMACIÓN C.E.S. 26 DE SEPTIEMBRE

  • REUNIÓN DE INFORMACIÓN C.E.S. SNTE SECCIÓN 5, 03 DE OCTUBRE 2014

    REUNIÓN DE INFORMACIÓN C.E.S. SNTE SECCIÓN 5, 03 DE OCTUBRE 2014

  • UNIDOS POR UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD

    UNIDOS POR UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD

Entrevista con Adela: Elba Esther Gordillo

 

entrevista con Adela: Elba Esther Gordillo parte 1

entrevista con Adela: Elba Esther Gordillo parte 2


Versión estenográfica
 
Adela Micha (AM), conductora: Maestra, ¿cómo está?
 
Elba Esther Gordillo (EEG), dirigente del SNTE: ¿Cómo me veo? Bien gracias.
 
AM: Lo que sí, es que hace unos días, justo cuando celebró su cumpleaños, la vi intensa.
 
EEG: Siempre he sido muy intensa, es muy difícil para mí, poder armonizar mi mente con mi expresión verbal, porque el corazón y las cosas que siento y creo, me ganan. Es esa enorme necesidad de comunicar, de convencer, de lo que uno trae adentro, de lo que uno siente, ¿no?, y que no puedes controlarlo, simple y llanamente, intelectual, y también me ha hecho falta entrenamiento mediático, lo reconozco.
 
AM: ¿Sí?
 
EEG: Sí, sí, soy muy espontánea en mi manejo.
 
AM: ¿La rebasa la emoción?, bueno, eso pasó en su cumpleaños.
 
EEG: Sí, me rebasan mis sentimientos, sí me rebasa.
 
Es más, me decía mi hijo, "¿cómo es posible que en una entrevista equis se veía muy bien el cabello y todo?, le dije, es que habría que entender cómo estaba sudándome la cabeza, yo pierdo la compostura y todo, porque me voy en lo que creo.
 
AM: ¿Qué estaba sintiendo?, porque estaba, estaba como enojada, a ver, yo anoté algunas palabras que llamaron particularmente mi atención: "lealtades obligan", "gratitud es el don divino", "quien es ingrato a quien le da la mano, pobre de él".
 
EEG: Sí, valores.
 
AM: Valores.
 
EEG: Valores.
 
AM: Pero a ver, ¿traía especial dedicatoria?, la verdad maestra, ¿quién ha sido mal agradecido con usted?
 
EEG: Bueno, si yo hablara de eso.
 
AM: Viene.
 
EEG: Adela, tendría una muy larga lista, muy, muy larga lista, muy largas experiencias, son muchos los años de vida pública, de andar en esta lucha y he creído en muchas... en varias gentes, y no siempre ha habido reciprocidad.
 
Pero se está hablándonos de algo más allá de personas, de algo que hay que rescatar.
 
AM: Pero evidentemente, esto es reciente, ¿no?, es algo que le acaban de hacer.
 
EEG: No, de las gentes que podría hablar yo, que inmediatamente ha pasado, pues son hombres muy conocidos, está Yunes, por ejemplo, ¿no?, que veníamos en compromisos, los famosos reformadores.
 
Yo me recuerdo bien, cuando me felicitaron; Madrazo mismo, aunque parezca que es lejano, pues uno ve como que volviera esa gente, de nuevo a participar y a la que, aunque quisiera, no puedo respetar, porque hay valores en la vida del ser humano.
 
Entonces, puedo hablar de ellos; podría hablar de algunos miembros de mi propia organización sindical, que nos hemos esforzado porque se preparen, porque entiendan las razones, la causa de la lucha y hay mucha simulación, la hay.
 
Si se me pregunta, bueno, ¿estoy decepcionada de algunos actores políticos hoy?, no, estoy lejana de los actores políticos hoy.
 
AM: Está como aislada, ¿la aislaron?, maestra.
 
EEG: No, no, no, no.
 
AM: ¿No la aislaron?
 
EEG: No, no, no necesariamente.
 
AM: ¿Está acotada en su poder, ahora, con los actuales protagonistas?
 
EEG: No, simple y llanamente, yo traigo una... algo que si tendría que hablar en este momento de qué, más que personas, per se, diría de instituciones.
 
Por ejemplo, creo que con los dos gobiernos del PAN, los dos, la organización gremial y una servidora, sirvió con vida institucional, ante los huecos, los vacíos que habían, tratamos de contribuir.
 
Nadie puede olvidar y creo que el pueblo de México lo sabe bien, que me fenestraron en la Cámara de Diputados, que me expulsaron del PRI, por querer sacar las reformas.
 
Hoy, muchos de aquellos...
 
AM: Por sus acuerdos con el presidente Fox en aquel momento.
 
EEG: Pero no sólo eran por unos acuerdos con el presidente Fox, sino la necesitad en aquel momento, de hacer reformas de alto calado en el país, para lograr estar en un mundo global, con posibilidades de participación.
 
Pero además, a condición de...
 
Con el presidente Fox era condición de una agenda social, no era gratis, hacía mucho tiempo que los diputados en el partido que yo militaba, del cual fui expulsada, no soy de las que abandonan...
 
AM: Pero por traidora.
 
EEG: Traidora es una expresión que no acepto; por congruente, porque cuando doy mi palabra cumplo.
 
Y particularmente Acción Nacional, es una institución que a mí me tiene muy defraudada. Hoy el partido, su partido, su propia gente va a una mesa de negociación y dice, "no hubo nada, vamos a afirmar un acuerdo donde todo lo que se había hecho se lleva ley", y qué bueno, pero no costaba nada reconocerlo.
 
¿De qué otra frustración tengo?, bueno, pues los del PRD. Conozco bien al señor actual dirigente del PRD y al profesor Raya y todo, pero ellos en acción antisindicalistas, permitir una palabra como permanencia, exigirla en aras de lastimar a una persona, que soy yo, a mí se me hace, con todo respeto, una incongruencia y una inconsistencia verdaderamente inaceptable.
 
E insisto, que esa reforma es producto de una mesa de negociación entre partidos, donde hubo una visión, en mi opinión, de los partidos con el presidente Peña, indudablemente, donde no se reconoce lo que...
 
AM: Bueno, pues él la mandó.
 
EEG: No, la solicitaron los partidos...
 
AM: Pero es la reforma que manda el Ejecutivo, ¿no?
 
EEG: Pues sí, pero acordada en un pacto, en un acuerdo, en su primer acuerdo.
 
Se me hace un acuerdo en mi opinión, bastante limitado, porque el cambio que se requiere para el sistema educativo es estructural.
 
Nuestro gran cambio educativo está en reformar las preparatorias, y hacer que las secundarias y las preparatorias, tengan continuidad en su proceso. Y además, adjudicar o prejuzgar, o señalar, que los maestros son responsables de la falta de calidad "de nuestra educación pública", se me hace verdaderamente una visión miope.
 
AM: No sólo eso, no dicen los maestros, dicen: la maestra Elba Esther Gordillo, es la responsable del atraso educativo en este país, del rezago educativo en este país, usted es absoluta responsable de eso.
 
EEG: ¡Ay qué bonitos! ¿Y ellos? Qué simpático, ¿no?, y la gente es tan ingenua, tan verdaderamente ignorante que lo va a creer.
 
AM: ¿Sabe qué?, sí.
 
EEG: Pues lo siento.
 
AM: Porque usted goza de muy mala fama pública, pésima.
 
EEG: Pues sí y se la agradezco a ustedes, no a usted Adela, pero, las campañitas que me han armado, Mexicanos Primero y todo, porque hay una visión también empresarial, economicista a la que yo no comparto.
 
Yo no estoy de acuerdo que la educación pública pase a la administración de los empresarios y los intereses mediáticos. La educación pública debe ser responsabilidad y obligación del Estado mexicano...
 
AM: Pero no del Sindicato, ¿no?
 
EEG: No, pero es el Estado, es como un legítimo derecho de cualquier ciudadano mexicano a que le garanticemos una educación con equidad, de alta excelencia; yo no soy secretaria de Educación Pública...
 
AM: ¿Le hubiera gustado ser? La verdad.
 
EEG: No voy a negarlo, me hubiera gustado hace mucho, y me lo ofrecieron.
 
AM: ¿Quién?
 
EEG: El presidente Salinas me lo ofreció.
 
AM: ¿Y Fox?
 
EEG: No, no, no. Me ofreció que estuviera en el gabinete a través de otra persona, pero no, no puedo ser y juez y parte, yo soy feliz como lo que soy, dirigente de ese gran gremio.
 
AM: Pero cómo no va ser feliz, a ver maestra, cómo no va ser feliz si tiene un poder político ilimitado...
 
EEG: Usted también tiene mucho poder, usted sabe cuántos millones de gente la está viendo, cuántas mujeres, jóvenes, niños, cuántos ven los medios de comunicación...
 
AM: Y para todos ellos usted es la más mala de todo "Malolandia", de verdad, no hay mujer más odiada en este país que usted.
 
EEG: No es cierto, no hay nadie más amado por los suyos, que yo, porque a mí me importan los maestros.
 
AM: ¿Ese cariño es real?
 
EEG: Claro.
 
AM: ¿O sólo a los que les va bien con usted?
 
EEG: No, ha de haber mucho maestro que no esté conforme con su organización y vamos por mejorar a la organización sindical, somos responsables Adela, ¿nosotros somos responsables de que la mujer tenga que salir a trabajar? Sólo falta que me acusen de ser la responsable de que hayan tenido a San Cristóbal a reconocer que en nuestro país hay hambre, sí hay hambre de comida, sí hay hambre de comida, pero también hay hambre de conocimiento, de libertad, de que en verdad vayamos al fondo de la reforma.
 
Yo no digo que no eduquemos para competitividad, yo no digo que no eduquemos para la productividad...
 
AM: Eso es parte de la modernidad y de la modernización de la educación, ¿no?
 
EEG: De lo grandes poderes económicos, lo que la escuela popular mexicana tuvo ayer, ya no puede ser hoy, en el siglo XXI es el signo del conocimiento, la era de los cambios de fondo. Ya no podemos con nuestros libros tradicionales, tenemos que utilizar las nuevas tecnologías.
 
AM: Por eso, pero entonces maestra, ¿por qué nunca ha hecho nada de eso que me está contando?
 
EEG: Porque lo hemos hecho, tan lo hemos hecho que la reforma que mandan, quisiera que me dijeran qué punto no se está realizando en el país, a ver.
 
AM: Pareciera que usted trae un doble discurso, es decir, un doble juego, porque en el discurso lo dice y luego a usted la acusan de estar saboteando todo esto, diga la verdad.
 
EEG: Estoy diciendo la verdad, primero porque usted se la merece como conductora de este programa, al que la felicito y por el que vengo, porque tampoco voy donde quiera.
 
AM: Lo sé y se lo agradezco.
 
EEG: Tampoco voy donde quiera. Y fundamentalmente porque los maestros se lo merecen y la sociedad, hay una disputa seria y profunda por la educación pública, hay una visión de un grupo de empresarios con algunos intereses económicos de administrar la educación.
 
A ver, muy simple, ¿sabía usted? y ya lo dije antes, que tenemos más de 20 años que no se crean plazas de inspectores, se habla de que tenemos cientos de miles de comisionados, pero nadie habla que esos comisionados no son responsabilidad del Sindicato, son responsabilidad de gobernadores...
 
AM: Pero les paga el Sindicato, cobran como maestros.
 
EEG: Pero es que ahí los gobernadores no han creado plazas de directores, de jefes de sector, no tenemos, las escuelas tienen que pagar los papás todavía, quien vaya a barrer, quien vaya a trapear, todavía tenemos escuelas, ya no hablemos de que ya no debe haber pizarrón y gis, una escuela moderna no debería tener eso, sino nueva tecnología.
 
Ah no hablemos de eso, no tiene ni pizarrón, no tienen ni baños, no tienen ni agua y eso lo tienen que resolver los papás y los maestros, que hay buenos y malos, indudablemente.
 
Ahora, se me hace muy miope, y lo digo con toda claridad y muy perverso, las campaña mediáticas que me han armado.
 
AM: ¿Pero quiénes?
 
EEG: Esos intereses, ésos y mis adversarios políticos, ya lo hablé. Cuando estaba el presidente Fox yo era traidora porque ayudaba al gobierno.
 
Cuando estuvo el presidente Calderón, que yo era traidora porque ayudábamos, no ayudábamos al presidente Calderón, no queríamos contribuir con el presidente Fox a quienes les tengo respeto y reconozco lo que han hecho, yo no voy a hacer vituperio de quien no debo.
 
Pero lo que es real es que con ellos logramos realmente establecer un salario profesional, revisar carrera magisterial, hablar de escuela de tiempo completo, hablar de abrir los sábados las escuelas y los domingos.
 
Nada más que los gobiernos tanto del PAN como los del PRI, siempre han pensando que la Secretaría de Educación Pública debe estar un político y no alguien que realmente esté interesado por el tema educativo. Y vamos viéndolo.
 
Hubo un sexenio que hubieron seis secretarios de Educación, ¿cuántos secretarios han habido en el tiempo que estoy, y yo los corro?
 
AM: ¿Cuál fue el mejor momento, con quién estuvo mejor la relación?
 
EEG: Yo creo que con quien pudimos avanzar muchas cosas fue con Reyes Tamez. Venía de una universidad pública de Monterrey y yo ni lo conocía...
 
AM: Maestra, pero es que Reyes Tamez hacía lo que usted decía...
 
EEG: No es cierto, esas son falacias...
 
AM: Su decadencia, digamos..
 
EEG: Yo no le diría decadencia no, yo diría mi deterioro como imagen...
 
AM: Okay...
 
EG: ... es porque nunca me he preocupado...
 
AM: ¿Tiene fecha?
 
EEG: No, yo creo que fue siempre.
 
AM: ¿Sí?
 
EEG: Sí.
 
AM: ¿No es un poco cuando tiene usted esta pleito con...?
 
EEG: No, no, no. Desde, no olvide Adela, que yo llego al Sindicato ante un problema político no sindical; no, no, claro, político, de Estado, de gobierno, con el presidente Salinas.
 
Más de 750 mil maestros en la calle, los disidentes en una verdadera lucha razonada, los salarios se habían desplomado. Cuando el secretario de Educación venía de Gobernación y de Educación sabía lo mismo, que yo podía saber de lo que él sabe de Derecho, ¿no?; pero sí sabía imponer y autoritario, y hoy demócrata.
 
No fue fácil la relación con el secretario Bartlett, nada fácil; mis funciones de líder sindical, ¿eh?, de dirigente sindical, y si por cumplir...
 
AM: ¿Pero no se reduce a eso, no, no se ha reducido a eso, verdad?
 
EEG: Si por cumplir esa función, Adela, se me cuestiona, y por hacer valer el derecho, o los derechos de esos trabajadores, no se me quiere, adelante, que me dejen de querer, ese es mi deber...
 
AM: ¿Le da igual?
 
EEG: Me da... en términos de que no me angustia, no me preocupa...
 
AM: No le quita el sueño.
 
EG: Me quita el sueño cómo lastiman a mi familia, me duele profundamente el alma cómo lastiman a mis nietos y a mis hijas, cómo por cualquier cosita, se descalifica.
 Bueno, es tan interesante, que pasados ya estos días, varios días de mi cumpleaños, es verdaderamente un fenómeno increíble la cantidad de bolsas que recibí de regalos, y nadie, lo juro, pocos saben, que me gustan las bolsas chiquitas porque soy chaparrita, que no me gustan las bolsotas; pero bastó que en los periódicos dijeran que me gustaban las bolsas, para que me llenen de bolsas, y saben los que digo y que me regalaron las bolsas, y gracias por habérmelas regalado, pero estoy llena de bolsas hoy.
 
AM: ¿Carísimas, de París?
 
EG: Caras, de París, o de aquí, o de donde fueran…
 
AM: Así digo yo, carísimas de París. Pero sí, le gusta la cosa buena...
 
EEG: Ah no, no, me gusta vestir bien, siempre, hasta cuando era maestra...
 
AM: Y caro.
 
EEG: No sé qué sea caro, yo creo que todo, y lo digo con gran respeto, y espero que esto sí, porque no quiero ser... Todo aquello que me dé confort, que haga sentirme bien, sí lo hago; me gusta comer bien, me gustan las obras de arte, tengo debilidades, no soy perfecta...
 
AM: Y le gusta el trapo...
 
EEG: Muchísimo, y los zapatos; pero...
 
AM: ¿Cuáles trae?
 
EEG: Traigo unos naranja, ya pasados de moda; pero el color está padre, le quedan al vestido.
 
AM: ¿De marca?
 
EEG: Sí, sí; pero dónde está el delito de eso, pero lo sudo, no me lo robo. Y ha sido muy fácil cuestionar, primero, porque soy mujer, luego entre mujeres es muy complejo, digo con todo respeto...
 
AM: No, ¿pero sabe qué? A ver si usted coincide conmigo, a propósito de esto, bueno, uno, porque no quiero que se me vaya. Su trabajo ha ido mucho más allá de las relaciones laborales, su papel como líder sindical ha ido mucho más allá de las relaciones laborales, ¿no?
 
EEG: Bueno, es que soy una reformadora, soy una gente que se ha comprometido con reformar; el SNTE se ha reformado de una manera interesante. Cuando yo llego al SNTE, me acusan hasta de asesina, de "charra"...
 
AM: ¿Ha matado a alguien?
 
EEG: Nunca. Puedo ver a los ojos a quien quiera, puedo pasar por la prueba que quieran, sin embargo me lo imputan; no, no, ha sido de veras una lucha ardua, ha sido todos los días estar luchando. Pero, ¿qué es esto? Yo me preocupé por vestir bien, por peinarme lo mejor que podía; en fin, por irme puliendo algunas cosas, para acceder a un mundo que no era el mío...
 
AM: ¿Por educarse?
 
EEG: Estudio, leo, soy una autodidacta, y nunca lo he ocultado. Estoy muy metida en el asunto educativo, de que no sólo basta el conocimiento intelectual, sino el conocimiento emocional de la persona, el valor de ser apreciado, el valor de ser amado, ser reconocido, por eso vamos por espacios...
 
AM: ¿A usted le pasó eso, por ejemplo?
 
EEG: Sí, por eso la ropa, por eso el peinado, por mis equívocos en mis amores, ¿no?, "jalando sapos" para que me vieran y me amaran, también lo hice.
 
AM: Oiga, a propósito de amores. Usted y de lealtades, sus ex-amores o alguna de sus parejas sentimentales, siguen siendo cercanos a usted, incluso algunos también ex de sus hijas, ¿no? ¿Eso por qué lo hace, por afecto, por seguridad de sus nietos, por qué lo hace?
 
EEG: La única persona que ha estado siempre cercana a mí, la única, ha sido el padre de mis hijas, y lo hago porque tenemos un sentimiento de respeto mutuo, siempre lo hicimos por cuidar a nuestras hijas. Cuando decidimos que no podíamos seguir juntos, no me compete hablar de la situación de él.
 
El tiene una familia, tiene su esposa, tiene hijos, ya grandes, están estudiando; pero hay una relación de respeto, un final civilizado. Sí tuvimos los dos la madurez de pensar que por encima de nuestras diferencias, el amor a nuestros hijos nos obligaba a no ser partícipes a ellos de la...
 
AM: Pero hay gratitud, ¿no?, por ambas partes...
 
EEG: Yo le tengo gratitud y él a mí me la tiene, y nos tenemos lealtad, eso es cierto.
 
Y sí es cierto que tuve un amor por ahí, porque no he sido de muchos amores, no, no. Esto, mi gran amor ha sido mi familia de sangre, mi familia sindical, y esto, a veces de veras; pero sí tuve por ahí un amorío, que se aprovechó muy bien de ello. Hizo negocios a mi nombre y todo, y me sentí muy avergonzada; pero lo resolví también como lo tenía que resolver, y lo trataron de utilizar para otras cosas.
 
No soy perfecta, estoy ya hace mucho que lo vengo diciendo, escribiendo un libro, voy bien, espero terminarlo, porque también nosotros tenemos que decirle a otras y a otros que no se necesita ser perfecto para defender lo que se cree. Sí puedo describir a Elba, sí soy una mujer de valores, sí estoy haciendo lo que creo...
 
AM: Se ve usted en el espejo, maestra, ¿y le gusta lo que ve?
 
EEG: Sí, mucho; la amo.
 
AM: ¿Sí de verdad?
 
EEG: Sí, Adela, la amo; no soy gente que no tenga miedo, sí conozco el miedo.
 
AM: ¿Sí, a qué le tiene miedo?
 
EEG: A no tener las antenas listas, a no estar alerta a esos equívocos que en la vida he tenido y a los que quieren hacer daño al Sindicato y a mí misma...
 
AM: ¿Ahorita ya se le prendieron todas esas antenas?
 
EEG: Hace tiempo que las tengo prendidas.
 
¿A qué acuerdos había llegado con el presidente Peña?
 
EEG: No, con el presidente Peña y lo digo con toda honestidad y con toda veracidad, con él no llegué a ningún acuerdo, que a él le sea una carga. Ahora bien...
 
AM: Pero con su equipo sí ha habido...
 
EEG: Con su equipo hay algunos con los que tengo buena relación, otros no los conozco.
 
AM: Pero le dijeron algo que iba a pasar y no...
 
EEG: Con su equipo lo que yo puedo decir franca y categóricamente es que, la alianza que veníamos construyendo electoral, no se cayó por mi responsabilidad, sino se cayó por la responsabilidad, no voy a dar nombres, de quienes la estaban operando...
 
AM: Bueno, pero la estaban operando...
 
EEG: Ustedes sabrán, a mí no me compete decirlo, y no me compete además soy clara, ni siquiera porque se merezcan o si lo diga, no.
 
AM: ¿Qué explicación le dieron? Esa persona que estaba operando.
 
EEG: Las personas que operaban pues ni siquiera dieron explicación, actuaron. A lo mejor yo leí mal, eso también lo debo aceptar, pero nosotros íbamos ir en alianza con el PRI, pero no por el PRI, sino por el licenciado Peña, hoy presidente de la República y eso se abortó y se abortó de la noche a la mañana, y eso ha sido muy doloroso, para ambos yo creo.
 
Pero sin embargo, no ha pasado nada.
 
AM: Bueno, no ha pasado nada, nada más una reforma educativa que ya es ley constitucional, en donde a usted no le consultaron nada y antes, no pasaba nada en la Secretaría de la Educación Pública sin el visto bueno de Elba Esther Gordillo, ¿sí o no?
 
EEG: A ver. Yo creo que hay una parte que me compete a mí como dirigente y hay otra que les comparte a ellos. A ver, muy sencillo, vamos al sexenio pasado nada más, como ejemplo.
 
La señora desde que llegó quiso ser Presidenta de la República, y se dedicó a congraciarse con todos los grupos empresariales y andar mintiendo y deja a su subsecretario hoy, de Educación Media, entonces de Educación Superior, operándole campaña y recursos económicos y su oficial mayor, que lo hizo diputado.
 
Desde que llegó, a eso llegó, la señora nunca leyó un documento del tema educativo, pero había un compromiso con el Presidente, ahí sí, electoral; es la primera vez que yo voté por un Presidente ajeno a lo que había votado siempre y no me arrepiento. Así lo hice y he cargado con esa responsabilidad hasta el último día, reconozco que el presidente Calderón cumplió a pie de puntillas, los compromisos que habíamos realizado.
 
AM: Compromiso que iba a adoptar también con el presidente Peña... electoral.
 
EEG: Distinto. Al final la política es negociar, si ya no somos...
 
AM: Ok, pero usar al Sindicato como herramienta, como moneda de cambio, eso es de lo que se le acusa a usted.
 
EEG: No Adela. No creo que podamos tener una mentalidad tan limitada. ¿Qué es la política y qué es el deber de un sindicato? Negociar. ¿Usted cree que el SNTE va a decir, soy tan bueno y oigan papás, mamás, yo soy tan bueno que no voy a hacer política y al Congreso no voy a buscar a llegar y fuchila?
 
Si la política es cotidiana, es vida y es negociación; cada día hay que negociar con un gobernador, con un presidente municipal, con regidores, desde ir a poner agua a la escuelita, desde ir a pintar la escuela, es decir, sí hacemos política, sí hacemos arreglos.
 
Yo lamento mucho que cuando el gobierno del presidente Calderón, que aunque me desvió de la respuesta completa, yo lamento mucho que cuando hablo de que sí hubo una negociación, ellos se asusten. La gente quiere que digamos a la sociedad a qué acuerdos llegamos; es una educación pública de excelencia, pública, garantizar que el niño más pobre tenga acceso de equidad para acceder a la educación.
 
La mamá se sale a trabajar, el papá se sale a trabajar, el niño se queda solo, cuando no se quema no come, cuando no come sale a la calle a reunirse con otros niños y tenemos problemas de fármacodependencia.
 
AM: Pero maestra, lleva cuántos años como líder sindical, ¿por qué no ha resuelto eso?
 
EEG: No soy autoridad educativa, exígeselo al gobierno.
 
AM: Pero tiene mucha influencia.
 
EEG: Cuando tengo la influencia para hacer algo bueno, se quiere negar el mérito de lo bueno que ha hecho, no Elba, lo maestros, ¿es mi responsabilidad? No, es una decisión mezquina, es una visión de mala fe. Pero no puedo contra eso, pero tampoco eso me va a detener para trabajar y esforzarnos.
 
Dijimos, abramos la escuela los sábados, los domingos.
 
Pero a ver, volviendo a retomar. La señora al poco tiempo se va de candidata a la presidencia de la República y llega el secretario Lujambio, se enferma, antes hubo cambios.
 
Supuestamente ella, yo tuve que ver con su cambio, falso, ni tuve que ver para que la nombraran secretaria de Educación ni tuve que ver para que se fuera, eso fue decisión del gobierno.
 
Llega el secretario Lujambio, antes de que se fuera, porque estaba en otra situación, se va de diputada, llega el secretario Lujambio, el trato al principio fue duro, difícil, pero era un hombre inteligente, académico; leía todos los documentos sobre educación y llegamos a buenos acuerdos.
 
Pero al rato también quiere ser candidato a la Presidencia, y nuestra desgracia más grande, la más grande, se viene la enfermedad.
 
Hoy a estas alturas, a esta fecha, el secretario Lujambio o los secretarios anteriores, ya estábamos discutiendo y analizando el pliego de respuestas, tanto de seguridad social como salarial y viendo cómo le íbamos a entrar al calendario.
 
AM: El actual secretario de Educación, ¿ya le habló?
 
EEG: No, ¿sabe qué? Fue a entregar al comité nacional su pliego petitorio, ¿sabe usted quién lo recibió? Por Oficialía de Partes; ¿sabe usted que pusieron todos los obstáculos y abogados y jurídicos que no teníamos representatividad y se demostró?
 
AM: Entonces no la están tratando bien maestra.
 
EEG: No es problema mío -ojo- no están teniendo vida institucional. El Sindicato es el sindicato. Y si hacer valer el peso del Sindicato hace que atropellen a mí que los represento, adelante.
 
AM: Es lo que están haciendo.
 
EEG: No tanto así.
 
AM: ¿Cómo le cayó el nombramiento de Chuayffet?
 
EEG: Yo cometo un error estratégico... político.
 
AM: ¿Qué fue?
 
EEG: Haber aceptado ser secretaria general del PRI. Ese fue mi error más grande; pero involucrar la organización, porque soy una mujer sindicalista, soy una maestra que pertenece al gremio, e invitamos a todos los dirigentes, ahí fue Madrazo, ahí hizo compromisos, ahí todo, y así hablamos con el Presidente de la República, nos fuimos a la campaña.
 
Y ese error fatal, de haber sido secretaria general del partido, en donde todos los del PRI pueden decir si algún día llamé yo a un gobernador o a alguien para amenazarlo y ser autoritaria, siempre lo que busqué fueron consensos y estaba yo contenta con la Secretaría General, pero yo sabía los compromisos que había con el gobierno establecido Roberto Madrazo y una servidora.
 
Y entre los compromisos que se hicieron, fueron las reformas estructurales. Y por eso llegamos ya como presidente y secretaria general, pero no porque quisiéramos ser serviles al gobierno, sino porque era una necesidad económica, social a cambio de una agenda social.
 
Cuando se viene eso...
 
AM:Madrazo...
 
EEG: Madrazo se desentiende del asunto, se descompone todo y utiliza a gente que hoy está en posiciones claves. Y yo nunca voy a olvidar, nunca lo voy a olvidar...
 
AM: Esa gente es Chuayffet.
 
EEG: Entre ellos es Chuayffet.
 
AM: ¿Qué no va a olvidar?
 
EEG: Nunca voy a olvidar la ingratitud de esas gentes, pero es mi corazón, ¿sí me explico? Es Yo, pero no tengo porqué llevar ese problema a la vida del SNTE, porque yo me equivoqué, y si yo me equivoqué yo la pago; tonta, me equivoqué. Y ahí estaba el licenciado Chuyaffet, y ahí estaban Manlio, y ahí estaban... Hablaría yo, varios gobernadores. No, no, no, estaban muchos.
 
Pero eso lo único que me demostró es que sólo así ante el valor moral que puedo tener al verle los ojos.
 
AM: Dígame, ¿es cierto que usted le dijo a Chuayffet en este pleito ahí (inaudible)? ¿Qué le dijo? "Licenciado, ¿qué epitafio quiere que ponga en su tumba?". El lo contó después.
 
EEG: No, nunca volví a hablar con él.
 
AM: Porque entonces yo me puse a pensar...
 
EEG: Solamente a una gente yo le hice algo que no lo lamento, lo hice en conciencia, muy en conciencia, porque yo había luchado mucho... Hay muchas cosas del PRI que guardo para mí, pero cuando lo hice fue con alguien que hoy preside el Congreso, la Cámara de Diputados, con un diputado que ni siquiera ni apellido quiero repetir, al que sí es cierto que le eché unas monedas, porque como Judas, "quien paga más ahí está". Eso es todo.
 
Con el licenciado Chuayffet, el recuerdo que tengo, no lo digo hoy, porque cualquiera va a pensar que lo estoy diciendo porque... pero en mi libro sí está bien registrado y algún día se verá, y él podrá desmentirme o no. Y si hoy tratáramos de descalificarnos uno al otro, creo que tengo más argumentos yo que él, a mí, sin embargo, no es así el asunto.
 
El asunto es que nos tenemos que poner de acuerdo...
 
AM: Sí, porque yo le iba a decir, ¿a poco será Chuayffet el que acabe con Elba Esther Gordillo?
 
(Fin de la primera entrega de la entrevista)